¡Un lugar para disfrutar!

¡Mami, socorro!

7

Publicado por Nela a las 6:24 p. m.


Para el patito de esta historia, un polluelo de Anade Real, que vive en un lago de Beaverton, Oregon, EE.UU,no fue un buen día, pero afortunadamente acabó bien.


Patito, estaba en el estanque con su mamá y sus hermanitos, cuando decidió ir a darse una vueltecita, lejos de las alas protectoras de mamá, que estaba despistada atendiendo al resto de su prole, cuando otra pata, que nadaba por las inmediaciones vio al aventurero y decidió darle una buena lección.


Lo cogió por una pata, y lo hundió en el agua del lago varias veces, sacándolo a tiempo de que no se ahogara y cuando al final estimó que lo había escarmentado lo suficiente y ante los gritos del patito, que lo dejó que volviera con su mamá, convencida de que había aprendido la lección.


Fuera cual fuera la intención de esta pata,al sumergirlo, lo que sí es seguro es que patito, nunca más se alejará de mamá pata, por lo menos, hasta que sea un adulto y pueda nadar por si solo en el estanque.


La carita del patito, me ha inspirado mucha ternura, pues parece gritar desesperadamente "¡Mami, socorro!” ¿A que si?

Comentarios (7)

la última fotillo genial, los animales muchas veces nos dan una lección de "Humanidad". Ellos nunca abandonarían a sus hijos.

UN BESITO.

¡Pobre patito! Menuda regañina se llevo, si tampoco habia hecho nada malo la criaturita.

Ana, la verdad que asi de repente no me viene a la mente ningún animal que abandone a sus crias..

Pobre, aunque así seguro que sigue a su mami muy de cerca, Nerea!

Besos!

Que maravilla!!
Pensar que nosotros somos animales pensantes y a veces hacemos cada desastre que parecemos bestias.
Me encantó.Besos

Pero el pobre patito se llevó un gran susto, Cantares!! Un beso!

Una imagen adorable Nela :)

Si que lo es, gracias por visitarnos Elisa :)

Publicar un comentario

Tus opiniones nos importan para mejorar, deja tu comentario!