¡Un lugar para disfrutar!

¡Póngase un corcho, señora!

12

Publicado por Nela a las 6:19 p. m.


El post de hoy tiene su aquel, aunque las imágenes no son muy agradables, y no lo digo precisamente por lo fea que es la pobre señora de la foto y protagonista de la historia... Pero a lo que íbamos...

María Goodswen, de 59 años, regresaba a casa de una noche de fiesta, cuando fue atropellada por un coche, en la ciudad en que vive, Birmingham (Inglaterra), siendo llevada al Hospital Heartlands, donde la operaron de la fractura de un codo, le pusieron un par de alambres y la mandaron a su casa, para que se recuperase. Pero pasados unos días a María, de repente y con gran dolor, se le salió uno de los alambres, como es normal en estos casos, volvió al hospital, y cuál no sería su sorpresa, cuando le dijeron, que no tenían tiempo de atenderla, que ya la avisarían cuando pudieran, pero que el alambre era muy peligroso, ahí colgando y asomando, que debería tomar precauciones, para no herir a nadie con él y que se pusiera "un corcho, en la punta", como medida de precaución ¡Hay que joderse, con el Mackiver de turno!!

Como es normal, María interpuso primero una queja en el hospital, donde pasaron olimpicamnte de ella y luego denunció su caso a los medios, porque además del codo alambrado, está en silla de ruedas, porque espera una operación de cadera y encima es asmática, vamos "que a perro flaco todo son pulgas".

La directora del hospital, Lisa Dunn, está muy dolida, porque encima de que María no se ha puesto el corcho, los ha decepcionado, enormemente con su comportamiento, tanto que al ser preguntada, ha declarado textualmente:

"Estamos muy decepcionados al enterarse de las quejas planteadas por la señora Goodswen.

"Nuestro objetivo es mantener los más altos estándares de atención para todos nuestros pacientes, e insto a esta paciente a que se ponga en contacto con nosotros directamente para que podamos analizar sus preocupaciones."


¿Analizar sus preocupaciones? ¿Analizar sus preocupaciones...? Lo que hay que hacer es actuar y operar de nuevo a María ya, y acto seguido despedir a esos médicos aficionados al bricolaje, por inhumanos, chapuceros y faltos de ética profesional, porque dejando a un lado lo de María, su hospital es famoso por los errores clínicos, que se les mueren los pacientes como moscas..

Comentarios (12)

¡Pobre señora!Pero ¡qué increible falta de humanidad, de ética y de todo! Esto de la sanidad se ve que no tiene nacionalidad, ¿verdad? En todos los lugares "cuecen habas" como dice el refrán.
Besotes.

Una historia insolita, increible! cuanto cinismo por favor!! Encima quieren hacer creer que la culpa es de la pobre señora...

Un abrazo.

Pufff, eso sí que eficacia médica. (Notesé la ironía).

El corcho se lo pondría yo a estos profesionales, uno en el culo y el otro en la boca para que no digan más gilipolleces.

besitos.

Pues si Susana, en todas, sin lugar a dudas.

Por supuesto la culpa es del paciente por romperse el codo 'faltaría más!

MartínyFelix...¡ se nota, se nota!

Ana, tu propuesta me pareces estupenda ¡aprobada por unanimidad!

Ale, un corcho, asi, como si fuera la el garfio de un pirata. Vaya ideas. Y si, la propuesta de Ana la secundo absolutamente. Pobre mujer.

Huy, que pasó con mis respuestas?? Se me debió ir la conexión, snif :(

Me uno, junto con Nela y Nerea a tu propuesta, Ana!

Es lamentable que sucedan esas cosas, sobre todo en un país desarrollado, ya que a nivel de países pobres se ve de todo.

Sin embargo, esos médicos parecen estar totalmente ajenos a la m'sitica que debe imperar en la medicina, actuaciones comoe sas, además de inhumanas, tienen visos de salvajismo.

Saludos cordiales

Miuris, debieron pensar que como no corría peligro ella (mas bien los de su alrededor) lo mejor sería el corcho.. si que es lamentable :(

Publicar un comentario

Tus opiniones nos importan para mejorar, deja tu comentario!