¡Un lugar para disfrutar!

¡Soy un aventuras!

4

Publicado por Nela a las 9:56 p. m.


Glen Farell , un camionero, de Idaho (Estados Unidos), tiene un cachorro de año y medio de edad, que es un purito trasto, que no para de hacer travesuras, así que cuando tiene que ir a trabajar o salir a algún sitio, lo deja atado en el jardín.

Pero, hace unos días, Eddie, que así se llama el cachorro, se aburría, pues su dueño, no volverá hasta el día siguiente, se soltó de su atadura, y pasando por debajo de una cerca, fue a darse un paseíto por el barrio. Con tan mal suerte que cayó en una arqueta de riego y en vez de quedarse quieto, o intentar salir, avanzó por una tubería hasta que se quedó atascado.


Cuando su dueño volvió a casa, se llevó el disgusto de su vida al ver que no estaba, en el jardín, ni tampoco en los alrededores, hasta que al pararse sobre el asfalto de la calle, lo oyó ladrar bajo sus pies y supo donde estaba Eddie.

Glen, avisó a unos amigos y a los agentes de rescate de animales que armados de excavadoras, empezaron a cavar en el lugar donde estaba Eddie, atrapado, hasta que llegaron al tubo, que cortaron y vieron asomar, el hocico del intrépido cachorro.

En cuanto se liberó saltó a los brazos de su dueño, temblando, asustado y lleno de barro y seguro que con la lección aprendida, en esas 19 horas que estuvo bajo tierra y quizás consciente de la suerte que tuvo, que su dueño lo oyera ladrar y corriera en su ayuda.



Aquí el video de toda la aventura de Eddie, que a lo mejor a estas horas ya anda metido en líos de nuevo, porque con esa carita es lo más probable. Aunque hay que soportar la publicidad y el comentario de los presentadores de televisión, pero merece la pena, por ver su alegría, al ver a su dueño.

Comentarios (4)

todo por mi niña, yo tambien tengo una perrita y lo daria todo, incluso lo que no tuviera por ella. Por que se pregunten tal vez, pues me lo da todo sin preguntar y eso me vuelve loco
si les apetece visitarme
http://dalecalor.blogspot.com

AY este Eddie, que tunante y travieso. Menos mal que le oyeron ladrar pidiendo socorro y que al final, aunque costara, pudieron rescatarle y devolverle a su dueño sano y salvo. Una aventura con final feliz.

Pobre can!!! Te envío un abrazo.

Cuando son tan cariñosos @Dale calor, se agradece.

Ains.. eso le pasa por ir a explorar @Nerea!

Si,@Juanma, pobrecillo.. y la que preparó!

Publicar un comentario

Tus opiniones nos importan para mejorar, deja tu comentario!