¡Un lugar para disfrutar!

¡Vuelve a casa por Navidad!

10

Publicado por Nela a las 11:56 p. m.


Peter and María O'Neill, en agosto del 2006, abandonaron la casa en que vivían, junto a su gato Collin, en Middlesbrough, para irse a vivir a Garstang en Lancashire, pero llegado el momento de irse, Collin no aparecía por ningún lado, después de una búsqueda infructuosa y dejaron su nueva dirección por si alguien lo encontraba..


Así que muy apenados, se fueron sin él ya que adoraban al negro minino, que se ve no estaba conforme con el cambio. Después de cuatro años, ya habían dado a Collin, incluso por muerto, pero cuál no sería su sorpresa, cuando la víspera de Nochebuena, recibieron una llamada, diciéndoles "que habían encontrado a Collin", en un jardín, cerca de su antigua casa, gracias al chip, que llevaba incorporado

Se fueron inmediatamente a recogerlo, cuando llegaron Collin, estaba en un rincón, encogido y muy asustado, del centro de Acogida de Animales, a donde fue a parar, al ser encontrado en la calle, porque pensaba que era un gato abandonado, pero que en cuanto oyó a María, llamarlo, saltó encima de ella escondiendo la cabeza entre sus brazos, porque por fin después de cuatro largos años, ¡Volvía a casa por Navidad!

Ahora Collin, está feliz con sus amos, en su nuevo hogar, y seguro que se lo pensara mucho, antes de lanzarse a la aventura, por su cuenta y riesgo.

Comentarios (10)

Valiente Collin!!!
Un milagro que lo recuperasen!
Me alegro por la suerte que tuvo.
Ya se habrá adaptado a su nuevo hogar.
Un episodio con desenlace feliz.
Menos mal!!!

Bonita historia, Nela.
Yo también he oído historias sobre perros perdidos (o abandonados) que recorren kilómetros y kilómetros hasta que por fin llegan a la casa de sus dueños.
Los animales son más fieles que las personas, en la mayoría de las ocasiones.

Un beso.

Después de cuatro años @Carmela, la verdad es que tuvo suerte! :)
Así es @Adelaida Ortega Ruiz, yo también lo he oido.

Qué bonita historia, el mío desapareció el día que yo volvía a casa con mi bebé después de dar a luz. Mi marido les había llevado a mi gato Borja y a mi perra Shiva, ropita de la peque para que la olieran y se fueran familiarizando con ella, pues bueno, cuando yo llegué, el gato ya no estaba. Lo lloré mucho. Pasado un año el muy bribón vino a hacernos una visita, entró en la terraza como perro por su casa, olió el pienso de la Shiva y la Shiva, nerviosa, lo dejó hacer, si llega a ser otro gato se lo zampa, estuvo un par de días por la zona, al día siguiente entró en la terraza de mi vecina, puies estábamos cenando allí y se sentó en mi regazo, me hizo unos arrumacos y con la misma se fue. Nos quedamos sorprendidos con él porque ya no pudimos retenerlo, en la zona había muchos gatos a los que la gente les daba de comer y él, al parecer, hab ía hecho su propia familia. Acabas de recordármelo, qué especiales son los animales! Un beso y felices fiestas.

Ala, que bonito... un gato que vuelve a casa por Navidad cuatro años despues, cuando ya lo daban por totalmente perdido, o muerto en las calles. Que bueno es que se las apañara para sobrevivir y que regresara con sus amos y amigos tanto tiempo despues.

@Misón, y no intentasteis que volviese con vosotros??

La verdad es que se las saben arreglar bastante bien, @Nerea.

Y para qué? se le veía muy feliz, vino por propia voluntad y se fue por propia voluntad, imposible retenerlo, un beso

Si estaba feliz con su independencia, pues entonces nada @Mison, besos!

bonita historia y tierna, precisamente en esas fechas.

los dueños de los animales, deben entender, que hay que echar de vez en cuando una canita al aire. no se si se me entiende.

Se te entiende @PEDROHUELVA, se te entiende :)

Publicar un comentario

Tus opiniones nos importan para mejorar, deja tu comentario!