¡Un lugar para disfrutar!

Un momento, voy al servicio

3

Publicado por Nela a las 10:44 p. m.


El miércoles pasado, en la estación de Henwick, St Johns, de Worcester, en el Reino Unido, aparte de que había nevado, era un día como otro cualquiera, con su tráfico habitual de trenes y casi siempre puntuales, a donde llegó el tren de las 13,15.


 Una vez se bajaron los viajeros, que tenían esa estación como destino y se subieron los nuevos, el maquinista se dispuso a seguir el viaje, esperando que el semáforo, que le tenía que dar la salida se pusiera en verde, para evitar el coincidir con otro tren y provocar un accidente. El semáforo, lo acciona un empleado, encargado de la caja de señales, del que no se ha dicho el nombre.

 Pero por más que el maquinista esperaba la señal y los viajeros se impacientaban la señal no cambiaba, así que los empleados del tren, llamaron por radio al empleado y este ni contestaba ni aparecía por ningún lado, hasta que oyeron una voces de auxilio que provenían de un retrete situado a un lado de la estación y que tiene más años, que Matusalén.


Resulta, que el encargado de las señales, cuando el tren paró en la estación sintió un repentino apretón, de esos que no pueden esperar y se fue corriendo al servicio, con tan mala fortuna, que una vez dentro, el pestillo se rompió y no había forma de salir y tampoco lo oían gritar. Al final, después de una hora, el tren pudo salir, no sin antes informar a los viajeros, que el retraso se debía a una avería en el panel de señalización, ya que no estaba fino decir que era “porque el señalero, estaba cagando”, y si no hubiera sido por un pasajero que coloco lo acontecido en una red social, no se hubiera sabido la verdad.

 Lo que yo no entiendo, es como no hay un suplente, para estos casos de emergencia, ya que el retraso de una hora de un tren, implica retrasos para otros muchos, aunque supongo, que después de lo pasado, habrán arreglado el pestillo y poner a un suplente, por si “las correntillas”.

 

Comentarios (3)

Pues menuda vergüenza tuvo que pasar el pobre hombre.
Y también, qué angustia el quedarse ahí encerrado :S

jajajajajajajaja que gracioso!
Beso

Pobre hombre, eso le puede pasar a cualquiera, pero como dices tendría que haber otra persona para ese tipo de casos, ya que ese retraso del tren debió fastidiar en día a muchos.

Publicar un comentario

Tus opiniones nos importan para mejorar, deja tu comentario!