¡Un lugar para disfrutar!

Un taxista muy flemático y con poca humanidad

7

Publicado por Nela a las 10:46 p. m.


Melissa Crosdale, de 22 años, empezó a tener contracciones, inesperadamente, ya que solo llevaba ocho meses de gestación, en casa de su hermana, así que llamó a la Central de Taxis, de Coventry (Inglaterra), para dejar a su hijo de tres años, en casa de un familiar e irse al hospital, para dar a luz.


Ya en el taxi, Melissa, rompió aguas y su bebé, una niña, decidió que era hora de nacer, sin importarle el sitio elegido. El taxista, paró el coche cogió el teléfono y llamó a una ambulancia, sin inmutarse, ni siquiera volver la cabeza, ni ofrecer su ayuda, solo pendiente del “tic tac” del taxímetro, no fuera a escapársele ni un centimito del importe del servicio.

Cuando llegaron los paramédicos, lo primero que, el taxista, le dijo a Melissa, era que tenía que pagarle la carrera y un suplemento para la limpieza del coche, ya que se lo había dejado hecho unos zorros, y que el importe total era de unos 60€ aproximadamente, y que ¡los quería allí y ya!


Cuenta Melissa, que no podía creerse lo que le pasaba, que era surrealista, el ver como esa persona, ni una sola vez, se volvió para ofrecerle ayuda o preguntarle como iba todo, y que menos mal, que el parto fue muy corto, que si llega a demorarse horas, la arruina.

Ella, pasados unos días llamó a la compañía de taxis y se quejó del comportamiento, de su empleado, y como siempre, le contestaron “que están investigando y estudiando el caso”

La verdad es que el taxista, hace honor a la flema inglesa, pero tiene menos humanidad que una piedra. Que no digo yo, que no tuviera que cobrar su carrera, que a lo mejor su jefe se lo descuenta del sueldo, pero esas no fueron formas, ni maneras... ¡Cafre, que eres un cafre!

Comentarios (7)

Flipo con la gente...

que pedazo animal...

Vivir para ver....y leer

Al famoso taxista, acabaron poniéndole una bonita multa. Lo se porque mi hija vive alli y me lo contó.

Un abrazo

Pilar

Pues si que lo es, menudo tipejo, ni preocuparse por ella ni nada de nada, chico, al menos, podrias haber ayudado o haberte preocupado un poquito.

Si señor, todo humanidad el taxita ese. A lo mejor se pensaba que el niño en lugar de un pan debajo del brazo traía unas libras. Hay que ver.

bueno pero que preocupacion de el solo de imaginar que labor de parto seria por horas bien dices encuanto hubiera cobrado,hay personas que el ayudar al projimo les pesa tanto como perder dinero ... en fin creo que la vida te da sorpresas y y algunas desagradable de todo hay que vivirlas

Publicar un comentario

Tus opiniones nos importan para mejorar, deja tu comentario!