¡Un lugar para disfrutar!

Que ganas de jugarse la vida

4

Publicado por Nela a las 11:54 p. m.


El fotógrafo Michael Matthews, estaba tan tranquilo en su casa, cuando al ver un sello del cañón del rio Grosse en la Montañas Azules, en Nueva Gales del Sur (Australia), sintió la imperiosa necesidad de salir a fotografiarlas.


Después de dos horas de viaje en coche y de una hora caminando, desde el aparcamiento hasta la parte, permitida al público, más alta del cañón, se dispuso a tomar sus fotos, cuando vio a una pareja, sentada al borde del precipicio, donde no había vallas de protección, a unos 245 metros de altura, y con un fuerte viento, que podía precipitarlos al vacío en cualquier momento.

La pareja, a pesar de su desprecio a la altura, se movía con precaución, aunque tuvieron tiempo para abrazarse y besarse, en un alarde de inconsciencia mayúsculas, mientras el fotógrafo, sentía un nudo en el estomago y vértigo, pensando que si se caían, no sobrevirían.


Al final, la parejita inconsciente, se fue sana y salva y seguro que cargada de adrenalina, y tal vez sin haber asumido, el peligro que realmente habían corrido, solo por poder disfrutar de unas vistas, que casi les transportan a lo más alto...”a la eternidad”

Comentarios (4)

Impagables, y después de saber lo que se jugaron (la propia vida), más todavía. Un lujo poder comtemplar esto. Gracias!

Las vistas sin duda son de impresion, la verdad... pero yo tendria cuidadito, no como estos dos tortolitos locos, y no me acercaria tanto al borde, que quieres que te diga.

Leyendo la historia pensé que iba a tener un final trágico... casi mejor así.
No dicen que el amor es ciego, je, je.

Besos.

Menos mal no fue todo mal....... que sustoooooo pero muy interesante.besos ;)

Publicar un comentario

Tus opiniones nos importan para mejorar, deja tu comentario!