¡Un lugar para disfrutar!

¡No te vayas amigo!

1

Publicado por Nela a las 10:18 p. m.


Madeleine, una preciosa perrita salchicha, de dos años, estaba paseando con su dueño por una playa de Carolina del Sur, cuando de pronto descubrió a un cangrejo blanco y seguro que pensó "Guauuuu, un nuevo amiguito para jugar".

¿Cómo se cruza este puente?

2

Publicado por Nela a las 9:50 p. m.


Estupefactos se quedaron los habitantes de Zlin, en la República Checa, cuando levantaron la vista, hacía una torre de alta tensión y vieron a una chica, encaramado en lo alto, intentando caminar sobre uno de los cables.

¡Arrepentíos pecadores!

6

Publicado por Nela a las 11:28 p. m.

 

 Es muy habitual, en los parques de EEUU, que cualquier persona, se suba a una piedra, cajón o tarima y se dedique a exponer todo aquello que se le ocurra, en ese momento, y los más habituales, son los predicadores, esos de “arrepentíos pecadores” e invitan a los que se paran a rezar y arrepentirse de sus pecados.

¡Cuándo digo que no, es no!

1

Publicado por Nela a las 10:42 p. m.


Las similitudes del reino animal, con los humanos, son evidentes, aunque ellos nos dan lecciones de vida y comportamiento, que los humanos no sabemos aprovechar, aunque este post no va para dar ejemplos de vida, ni cosas por el estilo, si no del comportamiento de un león, intentando ligar.

¿Tú tendrías a Enzo, como mascota, en tu casa?

3

Publicado por Nela a las 10:56 p. m.

 

 Yo sé que hay mucha gente que adora a los animales, y hacen lo imposible, por tener una mascota, a la que dar todo su cariño y desvivirse por su animalito preferido, pero hay gustos que claman al cielo, más que nada porque es tener al peligro metido en casa y lo más grave, sacar a un animal de su habitat natural, algo que no se debería consentir de ninguna manera, ya que hay especies que han nacido para vivir con los humanos en su hogar y otras no.

Me estoy poniendo gordo

2

Publicado por Nela a las 8:16 p. m.

 

 Una pareja de ancianos, de Minehead, Somerset , (Inglaterra), se encontraron en su garaje a una cría de erizo, en no muy buenas condiciones, así que en vez de soltarlo, decidieron cuidar de él, como si de un miembro más de su familia se tratase. Lo primero que hicieron fue ponerle nombre, "Roly Poly" y después lo instalaron en un cojín, en el salón de su casa, donde pasó el invierno al calor de la chimenea, y comiendo platos de comida para gatos, que le encantaban, con lo que gano en peso y en vez de pesar sobre 600 gramos, que es lo que suele pesar un erizo adulto, se puso en dos kilos, lo que le impedía hacerse una bola y defenderse, del ataque de leso gatos, de la familia, que a veces se metían con él.